Al proponerme Papel Picado el tema de este post tuve mis dudas... Se puede escoger sólo 10 en este universo de cosas?. Llamé a Andy, pedí más información y acepté el reto (a ver quién le dice a Andy que no en algo). Pues bien, aquí estoy frente a la temida hoja en blanco... e hice trampa!. Me explico: desde mi mirada de adulto y mamá pensé que seguro tendría otras elecciones y no sería honesto juzgar los juguetes que "debiera tener tod@ niñ@" con ese tamiz tan cargado de criterios preconcebidos. Así que, en un juego, decidí hacer una prueba: Pedí a mi hijo de "casi-12-años" que me dijera, con su experiencia, 5 juguetes que según su opinión ningún niñ@ del mundo mundial debiera perderse y la misma pregunta a mi niña de "siete y medio-casi ocho" (como suele responder cuando le preguntan su edad). Y? Oh, sorpresa! Pues no se imaginan la satisfacción que sentí al leer sus respuestas, "sigo siendo niña, pensé" porque coincidíamos mucho! Pues eso, que tras una semana con el post dándome vueltas en la cabeza y pensando qué selección hacer que cumpliera el criterio de Papel Picado: "diez, solo diez y que cubrieran todos los rangos de edad" lo hemos resuelto entre los tres en tiempo récord. Además, para mi gratísima sorpresa mis enanos incluyeron libros, lo que constata mi convicción personal -y trabajo de años, todo sea dicho- de que los cuentos también son para jugar! Pues bien, aquí nuestro Top Ten familiar:

1.   Adele. Mi primera muñeca Moulin Roty. La suavidad de sus materiales y su carita neutra para favorecer la proyección de las propias emociones la hacen muy especial.  No tiene piezas desprendibles por lo que es segura incluso en l@s m@s pequeñit@s. Esa primera muñeca blandita que apetece abrazar y cuidar. No hay que olvidar que la expresión de la ternura debería ser también una prioridad en la enseñanza.

 

2.   Bloques de madera Wooden Story. Bloques robustos para las manitas pequeñas, desde 10 meses en adelante, los bloques les acompañarán durante toda la infancia. Pudiendo desarrollar su motricidad fina y su imaginación. Estos en concreto son ecológicos y seguros desde la materia prima (bosques sostenibles) hasta el tratamiento y tintado con productos 100% naturales y seguros para tu peque y el planeta.

3. Juegos para el baño Yoikidoo. La hora del baño debe ser agradable, relajante y divertida y con estas fuentes y grifos de Yoikidoo la diversión está asegurada! Apto a partir de 1 año.

4. Dinosaurios. Un clásico. Quizás por su aspecto temible o porque ya no existen (lo que les da un carácter casi fantástico), los dinosaurios forman parte del universo de cualquier niñ@. Su aire fascinante y poderoso les seduce más tarde o más temprano. En Kamchatka traemos los de Petit Chose blanditos, tamaño XL, hechos de látex, pintados a mano, ecológicos y de comercio justo. Así ni l@s más pequeñ@s se verán privados de jugar con estos gigantes extinguidos...

 

5. Cuentos. "El tigre que vino a tomar el té" está entre nuestros favoritos (les prometo hablar de él en algún otro post). Un cuento divertido surrealista y con ilustraciones vintage maravillosas (en realidad son las ilustraciones originales de la primera edición inglesa, propia de los años '70 que Kalandraka quiso conservar). Esta historia seguro les dará mucho juego. Camila lo adora y de cuando en cuando lo toma, lo lee y saca tigres y tazas de té para escenificarlo!

6. Varita mágica. Este kit para hacer su propia varita mágica es genial! Quién de pequeñ@ no quiso ser mag@? Y cualquier mag@ seri@ que se precie de serlo, deberá tener una varita única...que se le parezca. Pues Seedling lo hace posible!. Madera y materiales respetuosos con el planeta para personalizarla... Eso si, no permite convertir a herman@s en rana o sapo! Aptos a partir de 4 años.

 

7. Trenes. Brio es una casa sueca que inventó hace más de 130 años el sistema de vías de trenes de madera. Desde entonces, siguen siendo líderes y es la calidad e innovación en sus diseños y acabados lo que permite que generación tras generación, los trenes de Brio sigan siendo lo que son: un clásico de todos los tiempos.

8. Recorridos de canicas. Los llamados Kugelbahn son el juguete de construcción por excelencia después de los 4-5 años. Una lección de física intuitiva que les acerca naturalmente a las leyes de la física (dinámica, gravedad, etc). Un juguete único y creativo donde la imaginación, la técnica y el equilibrio se juntan para ofrecerles horas de entretenimiento creativo. Haba es una buenísima manera de iniciarlos.

9. Fútbol. Para los mas forofos del deporte líder, en Kamchatka traemos un futbolín nostálgico: Tipp Kick con más de 85 años de historia y que es capaz de enganchar a niñ@s y adultos@s. Su extraordinaria sencillez al hilo de una maquinaria manual original, es tan atractiva como exitosa. Apto desde los 7-8 años.

10. Kapla, el juego de construcción sin límites. La simplicidad de un único tipo de pieza que en conjunto es capaz de desafiar cualquier restricción en la construcción. Un juego austero y rico al mismo tiempo. Con el principio mismo de la arquitectura: la distribución del peso es lo que permite conseguir estructuras estables, Kapla no tiene mas fijación que la gravedad. Construcciones efímeras y divertidas para niñ@s hasta 99 años.

 

Nathalie

www.kamchatkatoys.com