Hoy repasando algunos de mis talleres de arte. Al leer los objetivos de cada propuesta he sentido un enorme impulso, otra vez, de hablar de la importancia del arte en el sistema educativo. Yo diría que es urgente introducir el arte en las clases. Todos los días, incluido hoy, nuestros hijos van al colegio a recibir una educación que marcará sus vidas. Todos los días podemos darles alas a sus proyectos, sueños, inquietudes, aptitudes… o podemos pisarlas. Todos los días podemos acompañarles en sus conflictos, darles instrumentos para que crezcan y para empoderarlos.

Necesitamos propuestas para incluir en las clases el arte. Hay muchísimas que ya están formuladas y que funcionan, como introducir un artista en las aulas y que acompañe al profesor en sus clases, que la danza esté presente en la enseñanza de forma reglada o propuestas puntuales como la que hacen Ivan y Mey  con su proyecto Pequeños Grandes Mundos, de la que ya hemos hablado aquí.

Os voy a presentar algunos de los objetivos que buscamos en nuestros talleres de arte, así se ve claro a que estamos renunciando.

Construyendo un monstruo

Objetivos:

Desarrollar la visión crítica.

Expresar opinión en público.

Aumentar la capacidad de análisis.

Distinguir entre fealdad y maldad.

Acercar a los niños a la diversidad, aceptando las diferencias entre sus iguales.

Estimular la empatía y auto empatía, conocerse mejor y entenderse mejor.

Poder hablar de sus sentimientos, de sus miedos y de sus necesidades.

 

Adivina adivinanza

Objetivos:

Fomentar la creatividad.

Potenciar el trabajo en equipo.

Fortalecer la identidad de grupo y el compromiso.

Fomentar la habilidad de la representación visual de un texto.

Proteger al grupo y compartir méritos.

Aprovechar la diversidad y las capacidades de cada miembro del grupo.

 

Enredemos un cuadro

Objetivos:

Fomentar la participación activa.

Analizar los diferentes modelos de relaciones.

Representar de forma gráfica las relaciones y conflictos de grupo.

 

No sólo un cuento

Objetivos:

Desarrollar la visión crítica, analizando los conflictos que aparecen en el cuento y relacionándolos con los conflictos propios.

Aprender a posicionarse y a escuchar la opinión del otro de forma respetuosa a través del debate.

Buscar fórmulas para dar voz a los diferentes colectivos.

 

Son propuestas que nos ayudan a desarrollar un pensamiento crítico mientras jugamos. Introducen la emoción en el aprendizaje. Nos ayudan a entendernos y a entender a los demás. Nos dan la ocasión de de tener voz, de participar activamente. El arte nos ofrece muchas posibilidades educativas. En cada propuesta planteamos un problema y buscamos soluciones diversas, donde cada uno puede utilizar lo que sabe, lo que invente, lo que saben los demás para llegar a dar su propia respuesta.

Podemos hacer visibles nuestras emociones y dar respuesta a muchas dudas. Nos llevan a entablar debates y llegar al consenso…o no llegar y exponer cual es el mapa de nuestras diferentes visiones.

Artes visuales, danza, música, teatro. Si cuando pensamos en cultura pensamos en un libro que leímos maravilloso, en museos, en danza, en teatro… cómo es posible que en el colegio, que nos debería acerca a la cultura, tenga tan poca representación e importancia el arte.

Maria

www.elartescopio.com