La pelea por el mando de la televisión, la novena película de Disney en lo que va de año, los ruegos por ver un capítulo muy cortito en la tableta. ¡Bienvenidos de nuevo a la rutina!

Queridos padres, tíos, abuelos, docentes y cuidadoras que miráis con temor el frío, la lluvia y el anochecer cada día más puntual: os entiendo. Sin embargo, no hay que olvidar que una buena película, un documental entretenido o una salida al cine a tiempo no le hace mal a nadie. El tiempo acompaña para buscar momentos de tranquilidad para disfrutar con los chicos del séptimo arte. Volvemos con seis nuevas propuestas para pantallas grandes y pequeñas.

Documentales

Dos documentales adictivos para ver junto a tus hijos adolescentes. 

Maidentrip es la historia real de Laura. A sus 14 años es una amante de la libertad y sueña con convertirse en la persona más joven en navegar alrededor del mundo en solitario. Un deseo que no solo nos lanza hacia la aventura sino hacia el interesante debate sobre la libertad de decisión de los menores de edad sobre su propia vida.

Recomendada a partir de los 11 o 12 años.

Por su parte, Secrets of Great English Castles, es una magnífica muestra del buen documental británico. Cogiendo como hilo conductor el tema castillos, cada capítulo nos invita a recorrer la historia de Inglaterra. Con ritmo, intriga y más de una sorpresa nos quedamos con la sensación de que de nuevo la BBC nos demuestra que cualquier materia puede ser digna de despertar pasiones.

 

Edad recomendada: a partir de 11 años. 

¿Dónde se puede ver? Maidentrip se puede ver en Netflix con subtítulos en español. Secrets of Great English Castles ofrece tres posibilidades: en este canal de Youtube con subtítulos de la aplicación en inglés, en Netflix con subtítulos en español y en Channel 5 para aquellos que tengáis algún tipo de descodificador internacional.

¡Cuidado! Ambos documentales están disponibles exclusivamente en inglés. Una buena excusa para hacer oído.

 

Animación

Sin querer siempre busco películas que no sean de Disney, quizás  simplemente para demostrar que otra opción es posible. Las dos seleccionadas han hecho delicias en casa y, además, tienen miga detrás. 

Kubo y las dos cuerdas mágicas es la nueva producción de Laika Films. Este sello lleva desde el 2005 regalándonos arte en formato stop motion ¡Merece la pena echar un ojo a su filmografía!

 

La historia de Kubo es una inteligente mezcla de la tradición japonesa (narraciones orales, origami, monstruos mitológicos, samuráis) con bastante acción y muy buena animación. Puede que si os decidís a verla os parezca que el resultado es un pelín cursi, pero, personalmente, me parece que refleja muy bien la sociedad japonesa de contrastes: en una escena casi se nos salen las lágrimas y en la siguiente, el mundo parece un lugar realmente oscuro.

Edad recomendada: a partir de los 8 años.

Completamente distinta es Omelette. Reconozco que en este caso vimos la obra original en el Teatro Real y fue una maravilla. Buscando algo este verano descubrimos que la compañía se había animada a hacer una grabación para pantalla. La segunda vuelta no nos defraudo. Música, sombras, y picardía para esta historia sencilla cercana a las travesuras de cualquier niño con un poco de imaginación. ¡¡Magnífica!!

 

Edad recomendada: a partir de 5 años.

¿Dónde verla? En España Kubo y las dos cuerdas mágicas está aún en cines y seguramente podamos comprar el DVD dentro de poco. Omelette ha sido adquirida por Filmin y puede verse en este enlace

¡Cuidado! La versión original de Kubo y las dos cuerdas mágicas suma muchos puntos a la película, si tenéis la oportunidad, decantaros por ella. En cuanto a Omelette ¡es una película muda! que nadie se asuste…

Películas

A España los largometrajes para los más pequeños llegan con cuentagotas, pero escarbando bien siempre se encuentra algún tesoro.

El Festival de San Sebastián dejó una buena crítica y el premio Kutxa-Nuevos directores a El novato.

 

Este debut es una apuesta por volver a los días de instituto, a las pandillas y los primeros amores. La película es sencilla, divertida y consigue que empaticemos con los personajes, que nos perdamos en sus reacciones en un estilo muy francés. Disfrutable y da para el debate posterior.

Edad recomendada: a partir de los 12 años.

Pocos hemos leído Heidi pero conocemos su historia gracias a los archiconocidos dibujos japoneses. Esta nueva versión alemana destaca por su fidelidad a la obra original, por la pequeña Anuk Steffen que lo hace de miedo para ser tan pequeña y por despertar en los más pequeños de nuevo esa sensación de encantamiento por las historias sencillas pre-digital que son difíciles de olvidar.

 

 

Edad recomendada: a partir de 6 años.

¿Cómo verlas? El novato puede verse en Filmin. Heidi acaba de pasar por la gran pantalla y esperamos que dentro de poco pueda adquirirse en DVD

¡Atención! Es muy probable que acabéis cantado Abuelito dime tú

 

Inés Puig

 

www.leoteca.es