Hoy presentamos una colaboradora muy especial: Mariana Primavera. Nos conocemos hace mucho tiempo, somos amigas y quería que estuviera en este blog para reflexionar y hacernos pensar sobre temas, que a todas las que somos mamás, nos tocan día a día. Y que mejor que comenzar con el proceso de adaptación al cole. 

De que hablamos cuando hablamos de adaptación? 

Esta semana de comienzos pareciera que todo girase en torno a esta palabra. Los pequeñoos a las guarderías, comienzo del cole de mayores, primaria y la vuelta al trabajo, dejando atrás las vacaciones.

Todos hablamos y todos pareciéramos padecer de esto que se llama Adaptación. No es un síndrome, simplemente es un momento más en la vida de todos.

Esta frase no es poca cosa, es un momento de mucha importancia y más cuando se comienza algo nuevo.

Precisamente por esta razón voy hablarles de Proceso de Adaptación y no solo de adaptación. Por esta razón puntualizaré algunas cuestiones que nos permitan entender y comprender este momento.

Las primeras separaciones en la vida de un niñ@ son fundantes en el como  se enfrentarán a los nuevos cambios. Lo que hagamos con ellos deja huella.

Hoy vivimos en un mundo institusionalizado, todo pasa por pertenecer a una institución desde muy tempranas edades. Creo profundamente  que es una necesidad del sistema y no de los niñ@s pertencer a estas y vivir de este modo.

Esto hace que este proceso aun sea más delicado.

Hablo de proceso de Adaptación, momento marcado desde la singularidad del niñ@. Respetar sus tiempos, transitarlos junto a ellos, dejar, madurar este proceso y que sea el propio niñ@ que manifiesta su poder estar y pertenecer a lo nuevo.

Es difícil encontrar lugares donde se pueda transitar este proceso y que la adaptación sea presencial, o sea estar junto a nuestros hijos.

Este modelo requiere de tiempo y hoy lamentablemente nos falta a los adultos.

vuelta al cole

Frente a esta situación y a la realidad  podemos intentar hacerlo  de la mejor manera posible. Vivir y transitar este momento con la certeza de que es sumamente importante en la vida familiar y que va a remitir al como  serán nuestros hijos frente a los cambios.

En general las instituciones marcan un modelo de adaptación al que debemos adaptarnos, valga la redundancia, sin más, aunque no estemos convencidos, aunque creamos que no debe ser asi.

Que podemos hacer frente a esto?

En primer medida  estar seguros de enviar a nuestros hijos  a la institución  que sea, guarde, cole, mamá de dia, escuela infantil, etc. Este valor de seguridad nos permite afrontar este proceso  con mas certezas.

Si bien aquí en general se habla de adaptación y es un modelo de horarios estipulados por los adultos, nosotros en casa y dentro del ámbito elegido  podemos aportar nuestro granito de arena .

Es fundamental partir de la verdad:  comunicar al niñ@ y acerca del cole  al que irá, contárselo, anticipárselo. Poder conocerlo antes  como también conocer a la profesora o profesor.

Nombrarlos en casa. Preparar la mochila juntos. Esto facilitará el ser conocido a través de la figuras más importantes , los padres o figuras de referencia.

El ser nombrado por las personas que más nos quieren otorga un plano de confianza al niñ@, que llegará a un lugar ya conocido a través de la palabra.

Poder narrar y anticipar la despedida , por ejemplo:  “Llegaremos al cole, saludaremos a tu profe, mamá y papá te darán un beso y nos iremos a trabajar para luego buscarte”.

Este punto tan coloquial es en el que me detendré para señalar lo que al niñ@ les remite. Los adultos se han pronunciado y  asi debe ser. Si hemos contado esto es conveniente sostenerlo.

Tambien lo es, tanto como si hemos dicho, vamos a trabajar y volvemos. Sean los padres quienes vuelvan, no la cuidadora , ni la abuela, etc.

Si hemos dicho, vamos a comprar el pan y volvemos  a buscarte, volver con el pan.

Estos son claros ejemplos del poder de la palabra y  lo que constituye el vinculo de lo certero, del nombrar y dotar de confianza al vinculo , del creer en mis padres.

Otro punto fundamental  son las despedidas. Muchisimas veces hemos escuchado decir: vete que no se da cuenta, luego se le pasara , llora un rato y luego ni se acuerda, etc.

vuelta al cole

Si claro todo esto es cierto, pero que deja esto?

Deja niñ@s angustiados, desconsolados , desconfiados, temerosos  que luego se  podrá ver también en actitudes como: le cuesta dormir, no tiene apetito, le ha cambiado el carácter, no se separa de mi, no quiere ir con nadie, etc

Estas cuestiones son las que podemos en cierta medida evitar con un modelo basado en la verdad, basado en la presencia frente a nuestros hijos. Por ejemplo, al despedirnos decir claramente lo que vamos hacer. Seguramente algún niñ@ se quede llorando,  pero nosotros con nuestra palabra hemos dotado de recursos al profesor para consolar a nuestro hijo.

El podrá decir, se ha ido a trabajar, te ha dado un beso y luego vendrán a buscarte. El consuelo se sostiene en nuestra VERDAD, el consuelo se sostiene con la VERDAD.

Una verdad que se fomenta , que dara crédito a medida que nuestros hijos crecen.

Es importante también al despedirnos que la figura de referencia este al lado y sean ustedes quienes también otorgen la confianza hacia ellos, por ejemplo: “Te quedarás con Maria”

Son detalles que no deben pasarse por alto porque son los que otorgan tranquilidad y seguridad tanto a los niñ@s como a los adultos.

Debemos también saber que es lo que puede suceder en casa  mientras dure este proces: que el niñ@ se quede sin llorar no quiere decir que este adaptado. Una adapcion tiene carácter singular y dependerá del niñ@, no del tiempo escolar.

Es frecuente  observar cambios en los niñ@s mientras dure este proceso: alteración en el sueño, cambio de apetito, pesadillas nocturnas, cambio de carácter, temores , etc

Si partimos de la concepción que esto es un cambio que lleva tiempo y que debemos acompañar  con mucha presencia  y paciencia en casa.

Podria ser conveniente  destinarse tiempos para ellos , coger vacaciones en estas fechas, dejar tardes libres (sin lavadoras, sin teléfonos, etc). Estar muy presentes , extender los cuentos por las noches , abrazarlos más , decir cuanto los queremos.

vuelta al cole

Hijos amados , padres que dicen la verdad  y la sostienen  generan vínculos basados en el respeto  y la confianza  que permitirán afrontar los cambios desde la solidez construida juntos.

Estos procesos no tienen tiempos reglados, son tiempos de los niñ@s….miremos, observemos y estemos y permanezcamos junto a ellos , esto sin duda es amor y el amor en un proceso sea cual fuera siempre es protagonista.

Mariana se presenta asi: 

"Soy Mariana Primavera, psicopedagoga. Nací en Buenos Aires, Argentina donde  me formé y estudié. Llegué a Madrid hace ya catorce anos, motivada por proyectos laborares. Siempre he trabajado y desarrollado proyectos tanto en el ámbito de la prevención como también en la clínica.

Aquí formé mi familia y nacieron mis dos hijas. Soy mamá de dos niñas, de ocho y cinco años.

Creo y soy defensora de los tiempos singulares , esto es lo que hace que admiré mi profesión, la defienda y crea cada día mas en ella, como en los niños. Actualmente acompaño a mamás y papás en grupos de crianza , como también grupos de padres y madres con niñ@s de tres a seis años,  pre y adolescentes. También doy charlas, talleres y atiendo mi consulta privada. "