Hace poco descubrimos a través de las redes sociales a Candela, una niña de diez años que hace “pop alienígena con influencias de Félix Rodríguez de la Fuente”, como se define su grupo en su fanpage de facebook. Llegamos a ellos a través del hit “El desalojo del piojo”, incluido en su disco “Animaladas” y que se utilizó para una campaña publicitaria de una conocida marca de champú contra los bichitos de la cabeza. El caso es que nos enganchó la canción y nos encantó el concepto de esta banda.

Se trata de una apuesta musical auténticamente familiar: los Supremos son, en realidad, los papás de Candela (su padre ha sido parte integrante de grupos indies nacionales, como Mamut o Minimal) y la idea de montar el grupo nació como una actividad extraescolar que realizar en familia para pasar tiempo juntos y disfrutar de una pasión en común. Y ahí siguen, con mogollón de fans y otro disco a punto de ver la luz, a pesar de que reconocen no tener una vocación de permanencia preconcebida, actuando en el Primavera Sound o en el Teatro Circo Price. Ah! Y tiene hasta una serie de dibujos en el canal de Youtube de minimúsica…

Entre sus influencias cita a Annie B. Sweet, Klaus y Kinski, Wilco, La Casa Azul o La Bien Querida, grupos que nos son muy queridos y familiares en casa: otra razón más para rendirnos a su propuesta artística. Candela y los Supremos tienen todo lo que nos gusta: niños, papás y mamás y música “diferente”. Y kilos y kilos de energía, buen rollo y diversión.

Nuestras favoritas:

 “El desalojo del piojo” (Animaladas, 2012)

https://youtu.be/fSjtx7RM9bk

“Aún no sé qué quiero ser de mayor”(La Educación. Minimúsica, 2014)

https://youtu.be/sYutF4wX_vs

Si queréis más información, podéis seguirles en:

https://www.facebook.com/Candelaylossupremos/timeline

 

Mary Wilson

www.instagram.com/marywilson

El autor de las fotos de este post es Mauro Mongiello.